RECOMENDACIONES PARA LA AUTOPROTECCIÓN Y MODOS DE EVITAR INCIDENTES PARA MUJERES VÍCTIMAS DE VIOLENCIA DE GÉNERO

Si eres víctima de un delito de Violencia de Género, todos debemos trabajar para proteger tu integridad y la de tu familia. Las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad pondrán en marcha unas medidas adaptadas a tu situación. Para ello, es muy importante tu atención y colaboración.

Lee atentamente los consejos dados a continuación y no dudes en preguntar a las personas que se encargan de tu protección todo aquello que no entiendas, así como aportar las sugerencias o indicaciones que consideres relevantes para tu seguridad.

Recomendaciones generales:

  • Si tienes medidas judiciales de protección, lleva contigo una copia del documento que las establece. Será muy útil en una primera intervención en el momento que requieras el auxilio de la Policía.
  • Dispón de los números de emergencia a mano, y en el teléfono móvil los primeros en la agenda, para utilizarlos en caso de intento de agresión. Al realizar la llamada hazlo identificándote y especificando el lugar en el que te encuentras.
  • Si judicialmente se prohibe al agresor residir o aproximarse a tu domicilio, no le permitas el acceso al mismo.
  • Cambia de números de teléfono móvil, para que no sean conocidos por tu agresor.
  • No respondas a llamadas de teléfono con identidad oculta o desconocidas. Anota los números desconocidos. No contestes a sus intentos de contacto mediante teléfono, correo electrónico, terceras personas…
  • Comunica igualmente a la Policía tales intentos, que pueden vulnerar las condiciones establecidas en las órdenes de alejamiento o protección dictadas.
  • No borres los SMS que pudiera enviarte, amenazantes o no, pues pudieran servir de prueba del incumplimiento de una hipotética prohibición de comunicación ordenada judicialmente.
  • Evita caminar por lugares en los que haya poca gente.
  • Intenta cambiar tus rutinas dentro de lo posible.
  • Presta atención a las salidas y entradas al domicilio y al lugar del trabajo.
  • Trata de ir siempre acompañada en la medida de lo posible.
  • En caso de tener noticias de que el agresor te ha localizado, ponte en contacto con el cuerpo policial responsable de tu protección.
  • Si has cambiado de dimicilio evita dar datos a personas que no sean de total confianza. No proporciones información sobre tu paradero al agresor o a personas cercanas a él.
  • Cuéntale tu situación a una persona de confianza de tu entorno familiar, amigos o vecinos, o retoma el contacto con ellos si lo hubieras perdido en los últimos tiempos, para que sepan qué hacer en caso de que necesites auxilio. No tengas ninguna vergüenza.
  • Acuerda con tus vecinos de confianza alguna señal para que llamen a la Policía cuando necesites ayuda.
  • Ten preparada una copia de la documentación que se enumera por si tuvieras que salir de tu domicilio inesperadamente:
  • Documentación personal: DNI, Pasaporte, Libro de familia, Tarjeta Sanitaria, Permiso de Residencia en el caso de carecer de nacionalidad española, etc.
    • Cartillas o tarjetas bancarias.
    • Dinero en efectivo.
    • Llaves de la vivienda.
    • Enseres personales.
    • Nómina de la persona con la que convive o copia de la declaración del Impuesto de la Renta de las Personas Físicas.
    • Contrato de alquiler de la vivienda o escrituras de propiedad.
    • Documentos o informes médicos.
    • Medicamentos habituales.

Recomendaciones en caso de existir hijos en común:

  • Enseña a tus hijos a pedir ayuda y a protegerse, indícales que no abran la puerta ni den datos por teléfono.
  • Informa a los profesores y responsables del colegio preferiblemete por escrito quién tiene permiso para recoger a tus hijos.
  • En los intercambio de menores procura ir siempre acompañada de personas de confianza o que se encarguen éstas. También puedes utilizar el punto de encuentro familiar existente en tu municipio.

Adaptación del domicilio:

  • Si vives en el domicilio habitual, cambia la cerradura.
  • Prevé en tu domicilio una habitación con cerrojo donde poder evitar la agresión y desde ella poder avisar a los servicios de emergencia.
  • Retira cuchillos, armas y objetos peligrosos que el agresor pudiera utilizar para agredirte.

Recomendaciones en caso de agresión:

  • Ante la posibilidad de sufrir una agresión, actúa de la siguiente forma:
    • Si es en domicilio, debes intentar encerrarte en una habitación preparada para protegerte, o en su caso colocarte cera de la puerta para huir, evita estar en zonas de la casa donde haya objetos peligrosos, y llama al 112.
    • Si es en la vía pública grita y haz todo el ruido possible para pedir ayuda, y acude a un lugar donde haya gente que pueda ayudarte.
    • Si a pesar de todo se produce la agresión, cúbrete la cara y la cabeza con los brazos y cuando te vaya a golpear extiende los brazos hacia delante.
  • Después de la agresión, busca un lugar seguro, y espera la llegada de los organismos de emergencia y seguridad, teniendo en en cuenta que:
    • En el caso de agresiones sexuales debes evitar lavarte o cambiarte de ropa para no destruir pruebas. Es muy importante.
    • Evita tocar nada del lugar donde se ha producido para conservar las pruebas.
    • No dudes en acudir a presentar la denuncia en cualquier Comisaría de Policía Nacional, Puesto de la Guardia Civil, Jugado de Violencia de Género o Juzgado de Guardia o de Violencia de Género del partido judicial donde se han producido los hechos.
    • Debe ser lo más detallada posible: identificar al agresor; exponer cómo se produjo la agresión; incluir la fecha, hora y lugar, y la presencia de testigos, en su caso; hacer constar textualmente los insultos, amenazas y demás humillaciones recibidas; mencionar agresiones sufridas con anterioridad y otras denuncias presentadas, si las hubiera, y procurar no ocultar ni omitir circunstancia alguna o detalles que puedan ser relevantes.
    • Adjuntar a la denuncia el parte de lesiones, si se dispone del mismo.
    • En el momento de interponer la denuncia se puede solicitar una orden de protección si existe una situación objetiva de riesgo para la mujer y para las personas que dependen de ella.
    • Recuerda que las mujeres víctimas de violencia de género tienen garantizada por ley la asistencia jurídica de forma inmediata, sea preceptiva o no la intervención letrada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR