Optimización de recursos humanos

En la actualidad para que las policías locales puedan desempeñar funciones de investigación en materia de lucha contra la violencia de género, deben acordarlo con los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado (los competentes en la materia), según lo establecido en las siguientes normas:

1. El convenio marco de colaboración, cooperación y coordinación entre el Ministerio del Interior y la Federación Española de municipio y provincias (FEMP), en materia de seguridad ciudadana, de fecha de 22 de febrero de 2002, que establece la violencia de género como uno de los delitos en los que la policía local podrá llevar a cabo labores de investigación.

 2. Convenio de colaboración y coordinación entre las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y los Cuerpos de Policía Local para la protección de las víctimas de violencia doméstica y de género (13 de marzo de 2006).

 En el cual se establecen las funciones de la policía local en materia de lucha contra la violencia de género:

    • Proporcionar a las víctimas una respuesta policial de la mayor rapidez y eficacia en las situaciones de riesgo.
    • Proporcionar una respuesta policial de la máxima sensibilidad, calidad y eficiencia en la atención y protección a las víctimas y evitar las actuaciones que suponen un incremento de la victimización, especialmente la duplicidad de intervenciones.
    • Proporcionar a la víctima información clara y accesible sobre los derechos reconocidos en la Ley Orgánica 1/2004 y los recursos existentes para la efectividad de tales derechos en el ámbito territorial correspondiente.
    • Facilitar la transmisión entre las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad y los órganos judiciales de toda la información relevante para la protección de la víctima.
    • Garantizar la coordinación y colaboración policial con los recursos públicos y no gubernamentales dedicados al apoyo jurídico y psicosocial a las víctimas.

3. Acuerdo de colaboración entre el Ministerio del Interior (Secretaría de Estado de Seguridad) y el Ayuntamiento en cuestión para la incorporación del Cuerpo de Policía Local al “Sistema de Seguimiento Integral de los casos de violencia de género” de fecha mayo de 2010. Para el acceso a bases de datos judiciales como el SIRAJ. Es el más reciente implantado para la colaboración de las policías locales en materia de violencia de género, y es consecuencia inmediata de la Instrucción 10/2007.

 El “Sistema de Seguimiento Integral de los casos de Violencia de Género” (SIRAJ) constituye un instrumento básico para:

  • Integrar la información policial, judicial y penitenciaria sobre dicho fenómeno y sus circunstancias, que posibilite y garantice el necesario seguimiento y coordinación de las actuaciones puestas en marcha para la protección de las víctimas.
  • Realizar la valoración del nivel de riesgo de nuevas agresiones, para graduar las respuestas y las medidas policiales de protección.
  • Proporcionar esta información a los diversos operadores que intervienen en la protección institucional.

4. Acuerdo específico entre el Ministerio del interior y el Ayuntamiento correspondiente para la participación del Cuerpo de Policía Local en el ejercicio de las funciones de policía judicial, derivado del Convenio-marco entre FEMP y Ministerio del Interior, para intervenir en la investigación de los delitos de violencia de género, de fecha 2008.

5. Protocolo de actuación para la implantación del Sistema de seguimiento por medios telemáticos del cumplimiento de las medidas de alejamiento en materia de violencia de género, de fecha 8 de julio de 2009. Para hacer efectivo el mandato del art. 64.3 de la LOVG sobre la posibilidad de que los órganos judiciales acuerden la utilización de instrumentos de tecnología adecuada para controlar el cumplimiento de las medidas de alejamiento impuestas con carácter cautelar en los procedimientos que se sigan por violencia de género.

Como vemos, existen múltiples acuerdos a los que se pueden suscribir los Cuerpos de Policías Locales en la lucha contra la violencia de género. Pero estos acuerdos son potestativos, es decir, si un cuerpo de policía no desea llevar a cabo labores de investigación contra la violencia de género, aunque disponga de medios, no tiene obligación legal de hacerlo.

Por lo que puede ocurrir, y de hecho ocurre, que cuerpos de policía con más de 50 integrantes no dispongan de unidad de lucha contra el maltrato, porque la ley no obliga a ello. Lo que es del todo plano inaceptable.

En la actualidad existen 65.000 policías locales en toda España. No se puede desaprovechar un material humano tan importante como este, que tan decisivo sería en la lucha contra todo tipo de violencia en el ámbito familiar. Porque en la mayoría de los casos son los que primero suelen llegar al lugar de la agresión, y por su mayor proximidad con los implicados, ya que en muchas ocasiones suelen conocer de primera mano a los implicados. Lo que supone una gran ventaja a la hora de la lucha contra el maltrato.

Por lo que se propone:

La implicación activa de las policías locales en materia de prevención y persecución de la violencia, y no únicamente como colaboradoras de los CFSE, mediante la creación de unidades especializadas en todos los municipios con cuerpos de policía local de población superior a un número acordado de habitantes o agentes.    Otorgando competencias en materia de lucha contra todo maltrato.

Con ello se logrará destinar más recursos humanos a la investigación de cada caso individualizado, que es donde se produce la mayor carencia en materia de lucha contra el maltrato.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR