Servicios de mediación familiar

Juan Antonio Amorós Pérez, experto en mediación civil, mercantil y familiar por la universidad de Extremadura (Centro Universitario Santa Ana) mediador habilitado por la legislación vigente, ley 5/2012 de 6 de julio, y Ley 7/2001 de 26 de noviembre, Reguladora de la mediación Familiar en el ámbito de la Comunidad Valenciana.

VENTAJAS DE LA MEDIACION

¿Qué ventajas aporta la mediación familiar frente al litigio judicial?

  • Es un procedimiento más simple y con menos grado de formalidad, lo que produce una mayor libertad de las partes.
  • Tiene menor coste económico para las partes.
  • Reduce el coste emocional.
  • Facilita el ahorro de tiempo y energía tratando de lograr un acuerdo favorable para todas las partes.
  • Se potencia la capacidad de las partes para intentar la solución de sus conflictos, sin que tenga que intervenir necesariamente el Estado, y desjudicializando de esta manera los conflictos.
  • Fomenta la creatividad de las partes en la búsqueda de la mejor solución posible.
  • Fomenta la responsabilidad de las partes, que toman conciencia de que los acuerdos que alcancen se han adoptado en libertad y deben ser mantenidos.

LA MEDIACIÓN FAMILIAR

Con la Mediación Familiar podemos conseguir:

  1. Un proceso de divorcio menos traumático psicológica y emocionalmente.
  2. Tener presente el bienestar de los hijos/as.
  3. Que sea la propia pareja la que decida sobre los términos de su separación, y no un tercero, un juez, ajeno a su forma de vida.
  4. Trabajar en un clima de colaboración y respeto que disminuya la tensión.
  5. Que los acuerdos que se produzcan a través de la Mediación Familiar sean duraderos en el tiempo, evitando nuevos procedimientos judiciales.
  6. Un proceso más corto y más económico que si se inicia un procedimiento contencioso en los juzgados.
  7. Mantener una vía de diálogo entre la pareja por el bienestar de sus hijos/as.
  8. Conservar unas adecuadas relaciones familiares con la familia extensa, primos, abuelos, tios, etc.

El divorcio es un momento conflictivo en la vida de cualquier persona y es el final de una relación. Normalmente la separación viene por la falta de comunicación y entendimiento en la pareja. Sin embargo siguen existiendo personas y cosas comunes: los hijos, los bienes materiales, cambios económicos etc. Para abordar todos esos intereses comunes se necesita hablar, sin embargo las emociones se encuentran a flor de piel. La Mediación en Divorcio permite a través de un Mediador que la pareja pueda abordar y resolver por sí misma esos temas pendientes e importantísimos, los hijos, el asunto económico, las pensiones, los alimentos….La pareja va abordando paso a paso todos los temas pendientes dialogando para resolverlos:

Un/a Mediador Familiar es un/a profesional formado en derecho, psicología y técnicas de mediación. Ayuda a la pareja a facilitar el entendimiento entre ellos en los aspectos relacionados con su divorcio para llegar a acuerdos, y que estos sean duraderos en el tiempo en beneficio de todo el núcleo familiar.

Ofrecemos un servicio de mediación en asuntos relacionados con:

  • Separación/Divorcio.
  • Custodia y régimen de visitas de los hijos. Planes de coparentalidad para la crianza de los hijos.
  • Comunicación con abuelos.
  • Uso de la vivienda familiar.
  • Materias económicas (pensión de alimentos, alimentos entre parientes).
  • Liquidación y adjudicación de regímenes económico-matrimoniales.
  • Liquidación y adjudicación de herencias.
  • Problemas entre hermanos: decisiones sobre sus padres/madres mayores, herencias, relaciones familiares.
  • Relación entre padres e hijos: comunicación, convivencia, normas, proyectos de futuro.
  • Problemas derivados de tener un integrante con dificultades en la familia.
  • Empresas Familiares : Gestión y/o disolución del negocio de la familia.

Separación, divorcio y las consecuencias de estos para los cónyuges y sus hijos (comunicación de la decisión, horarios, temas económicos, prevención de futuras decisiones respecto a los hijos, reparto de bienes, etc).

Al separarse se deja de ser pareja pero no de ser padres. Un 90% de las parejas que se separan tienen hijos y un alto índice de las parejas que se separan, vuelven a contraer matrimonio o encuentran una nueva pareja.

Es bueno para los hijos que los padres les mantengan al margen de su divorcio. Estos también van a tener un periodo de adaptación a la nueva situación familiar. ¿Cómo decir a nuestros hijos que nos separamos? ¿Es mejor no decirles nada? ¿Se lo decimos los dos juntos? Estas dudas que los padres tienen, se tratan en las sesiones de Mediación. Teniendo en cuenta la edad de los hijos y el momento evolutivo en el que se encuentran, se les informa de la manera de hacerlo.

Con la Mediación Familiar se pretende salvaguardar a los hijos del impacto emocional que para ellos supone la separación de sus padres, tener en cuenta sus necesidades y que queden debidamente protegidos económica y emocionalmente.

EL PROCEDIMIENTO

No hay un plazo fijo ni inamovible, por término medio se tarda entre 3 y 6 sesiones, a razón de una sesión a la semana, de hora u hora y media.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR